"Océano de Soles"

decir, ¿cómo constatar que lo transformado no genere mayor cantidad de partículas, por qué sólo hablamos de reductibilidad,  y qué sucede realmente en el proceso de entropía y reversabilidad?; pues si nos basamos en el proceso de reversabilidad del univeso, y tomamos una posición de nulidad, igual a cero, es obvio que el calor que un sistema absorbe o desprende es exactamente igual al del trabajo ejecutado, pero no por ello ha de cumplirse que al encontrarse todas las temperaturaras y presiones en un mismo punto, se sucedería la muerte del Universo, y además sí el tiempo fuera una constante infinita, como un vector indetenible e inextenguible a lo largo de lo existente, entonces la entropçia morriría antes d ehaber nacido, ¿n te parece?-¡Sí!, parece que algo no cuadra en el cuento del Orden cósmico como me lo instauraron.

                -La reductibilidad ejerce disminución, pero la escisión genera nuevas probabilidades, y yo me imagino que te refieres a ese detallito.

                 -Exacto, ¡oceáno!, eso mismo.  Eso mismo.  Por lo tanto, sí esto tiene un principio y final en la llamada dimensión tiempo, y sólo el tiempo pudiere sobrevivir a ello y vacilarse la entropía, siempre habrá una o varias dimensiones que no sucumban a la entropía propia de cada sistema o al desgaste energético de la vibración que ello conlleva, aunque no sea de la forma en qué la conocemos o la percibimos hoy, de lo contrario mi existencia como sol no tendría sentido propio de validación.

                -Ah!, has tocado el mundo de la percepción, lo que me lleva de vuelta a la línea entre lo sólido y lo etéreo, a esa línea  que define al universo como dual o multi asimétrico aunque tenga campos simétricos dentro de sus órdenes. Sin embargo, en este momento y para no entrar en sucesiones numerales nos vamos a quedar con la dualidad, con lo absoluto y lo relativo, con lo que se mueve entre lo inherente a la forma, a las partículas, y lo que se hace materia, y es ahí, Oceáno que me has hecho pensar!. 

                   -¿Yo?...-ha preguntado el azul de azules índigos al resplandor intrínsico del sistema-, ¿dices que yo te he hecho pensar?

                    -Sí, ¡claro!, con lo que me has dicho, me has hecho pensar en la forma en que nos interrelacionamos y cómo estamos interconectados.  Y si me fijo detenidamente en ello, si observo nuestro comportamiento, nuestra danza, nuestra búsqueda circular, nuestro lugar y presencia constante en un eje de coordenadas que establece factore muliti-función con el  resto del Todo me doy cuenta de que lo inmaterial de las entidades es lo que adquiere esencia, lo que conocen en la Tierra como el espíritu de las cosas.

                   .........................continúa..........................................

Páginas