Construyendo Riquezas Y Futuro Con El Tarot I

las cosas que queremos lograr. Es un cristal que maneja la energía calorífica modificando la corriente interna fría del organismo. Favorece la mejoría de los dolores de cabeza, cervicales y clavícula. Sintoniza mediante las meditaciones la unificación de la sede del alma con el punto de individualización en esta vida.

Cuarzo ahumado: Ayuda a modificar los arquetipos negativos que están implantados en nuestro subconsciente hace eones. Purifica el aura haciéndola liviana y confortable. Descentraliza las energías depresivas, las dependientes, las toxicodependientes, e incluso las ideas suicidas. Ayuda a canalizar las energías espirituales creando una fortaleza  áurica. Mejora la circulación, 

la fatiga crónica y es apropiado para promover la fertilidad.

Cuarzo rutilado: Sintoniza con la parte ilusoria y material del ser humano ayudando a concretar o a hacer tangibles nuestros deseos, nos da la conciencia para comprender qué ideales son utópicos y cuáles legibles.
Da capacidad de regeneración mental, favoreciendo la intuición, la creatividad arquetipal y mejora el sueño. Estimula la circulación sanguínea y fortalece el campo áurico construyendo una muralla vertical que impide la entrada de sucubus o preformas astrales de baja vibración.

Magnetita: favorece la polarización del sistema energético cuando se sospecha que este posee una carga basal mayor en un lado que en otro. Se utiliza nuestro potencial de atracción hacia los demás, pero esto sólo se estimula trabajando al mismo tiempo ciertas áreas de nuestro cerebro. Ayuda a limpiar y purificar el organismo, sobretodo en regímenes de adelgazamiento, desintoxicación de cualquier tipo y en cualquier nivel del organismo. Además, relaja la tensión acumulada en el área de la cervical.
En muchos casos y acompañada de la Lluvia de oro favorece la fluidez de dinero y trabajo a nuestro alrededor.

Sanación Floral:  Cerasífera, álamo temblón y heliantemo.

Cerasífera: Problemas con el placer sexual. Interviene como un inhibidor-sanador de las emociones suicidas. Funciona como un coadyuvante en las enfermedades neuróticas y obsesivas, y en los casos de bulimia y anorexia.

Álamo temblón: Se recomienda cuando han existido experiencias cercanas a la muerte, cuando se han ingerido sustancias alucinógenas, palpitaciones y sudores. Cuando se sospeche la existencia de puertas dimensionales abiertas. Incluso, después de operaciones para reequilibrar el campo energético del órgano extirpado. 

Heliantemo: Indicado en insomnio, estados de confusión mental y pesadillas. Usado en remembranzas de sucesos trágicos como violaciones, robos, atentados, cuyas secuelas derivan en desmayos, mareos, colitis, escalofríos. Indicado en procesos alérgicos.

El Sentido del Tiempo: Inmediato o en su defecto de una a dos semanas.

Esfera

Páginas